Clínica Abad

93 652 17 22

Limpieza interdental

Mantener los espacios interdentales limpios es imprescindible para conservar encías y dientes sanos

CUIDAR LAS ENCÍAS
Como sabes por experiencia, la limpieza diaria de los dientes te ayuda a prevenir la aparición de caries. Pero esto no basta para mantener sanos los dientes. Quizá te sorprenda saber que la pérdida de dientes en adultos no se debe, en la mayoría de los casos, a las caries, sino a las enfermedades gingivales. Las encías cubren y protegen el hueso que soporta los dientes. Este hueso es como los cimientos en los que se apoya un edificio: si los cimientos se debilitan, la construcción puede derrumbarse, aunque, por lo demás, el edificio esté en perfecto estado.

De igual forma, si no se cuidan las encías, el hueso que está debajo puede infectarse y resultar dañado. Si el hueso no es lo suficientemente fuerte como para mantener los dientes en su sitio, puedes perderlos…¡aún cuando no hayas tenido una sola caries en toda tu vida!

LA LIMPIEZA INTERDENTAL
Existen muchas formas de limpiarse entre los dientes, por ejemplo con hilo dental. ¿Sabías que si no utilizas el hilo dental estás dejando sin tocar y sin limpiar hasta un 40% de la superficie de los dientes?

La limpieza interdental te ofrece varios beneficios indudables desde el primer día. Tras la limpieza interdental, tus dientes y encías estarán más limpios porque el hilo dental permite acceder a zonas donde el cepillo de dientes no alcanza.

Tendrás un aliento más fresco y la salud de tus encías mejorará.

Si no estás acostumbrado, al principio puede parecer algo difícil, pero en realidad sólo exige un poco de práctica. Muy pronto notarás la diferencia y se habrá integrado en tu rutina diaria…como el propio cepillado de dientes.

Es posible que las primeras veces las encías te sangren un poco. Es normal. Podría ser indicio de que tienes alguna forma de enfermedad gingival. No dejes de realizar la limpieza interdental cada día. A medida que tus encías estén cada vez más sanas, dejarán de sangrar. Si la hemorragia persiste, consulta a tu dentista.

CÓMO UTILIZAR EL HILO DENTAL
Este esquema te muestra cómo utilizar este importante aliado para mantener nuestros dientes y encías sanos.

No importa si nunca te has limpiado entre los dientes: nunca es tarde para empezar. Independientemente de la edad que tengas, la limpieza interdental aportará a tus dientes y encías beneficios importantes que notarás rápidamente. Así que, cuanto antes empieces, tanto mejor.

La limpieza interdental, al alcanzar zonas a las que no llega el cepillo, te proporciona una sensación de limpieza en dientes y encías. Además, conserva tu aliento fresco y, lo que es más importante, permite detener de inmediato la enfermedad gingiva.


OTROS MEDIOS
Además del hilo dental existen otros productos diseñados para limpiar entre los dientes. Pide a tu dentista que te indique cuáles son los más adecuados para ti.

Limpieza interdental a pilas
Este aparato que incorpora dos accesorios, flossette y púas, convierte la limpieza interdental en un proceso agradable y conveniente mediante suave vibración. Colibrí alcanza entre los dientes arrastrando restos de comida y placa de modo fácil y cómodo.

Eficaz, los accesorios funcionan como la seda dental: flossette aparato de seda dental con diseño ergonómico para llegar a las zonas de mas difícil acceso y púas interdentales para limpiar fácilmente entre los dientes con un suave sabor a menta.

LA CAÍDA DE LOS DIENTES

El cepillado de dientes y la limpieza interdental diarios, así como las visitas regulares al dentista, aumentarán la probabilidad de mantener unos dientes y encías sanos a lo largo de toda la vida. Evitando la enfermedad gingival prolongaremos la vida de nuestros dientes y mejoraremos sustancialmente nuestra calidad de vida.

UN TRABAJO COMPLETO
Mantener limpios los espacios interdentales no es sino terminar lo que has empezado con el cepillado. Además, cuando realices una adecuada limpieza dental en casa, descubrirás que las visitas al dentista son cada vez más agradables y relajantes. Por tanto, sigue cepillándote de forma adecuada y ¡no descuides la limpieza interdental!

EN RESUMEN
• Cepíllate los dientes dos veces al día durante dos minutos como mínimo.
• Haz una limpieza interdental diaria antes de cepillarte los dientes: por la mañana o por la noche, como prefieras.
• El sangrado de las encías puede ser indicio de enfermedad gingival y debería cesar a los pocos días de empezar con la limpieza interdental. Si la hemorragia persiste, consulta al dentista.
• Sigue un plan de limpieza interdental, pidiendo al dentista que te indique las zonas de tu boca a las que has de prestar una atención especial.

Clínica Abad
© 2010

Aviso Legal · Créditos

Plaça de la Bòbila, 3
08830 - Sant Boi de Llobregat
Baix Llobregat

Tel.: 93 652 17 22
E-mail: info[en]clinicaabad[punto]com
urgencias[en]clinicaabad[punto]com

Ver Google Maps